Blog

Primeras Señales 1

Las Primeras Señales Viales. Primera Parte

Dicen que todos los caminos conducen a Roma. Y es cierto, la primera red internacional de caminos estructurados y organizados son las calzadas romanas que unían Roma con todas las partes del Imperio. Por lo tanto también hubo un tiempo en que todas las señales apuntaban a Roma. El primer hito, llamado Milliarium Aureum, marcó el inicio de la extensa red vial desde Roma, de ahí el famoso dicho.

Son precisamente los romanos los primeros que establecen cierto código de señales para orientar al viajero en el tránsito por las calzadas. Estos hitos señaléticos romanos se llaman millarios y contaban en millas romanas la distancia desde ese punto a los diferentes destinos que comunicaba la vía o calzada. Estos millarios eran habitualmente grandes columnas de piedra de una pieza en las que se labraba a cincel y en números romanos, por supuesto, los destinos, las distancias, el nombre de la vía y en muchos casos el financiador de tan estupenda calzada.

Era la red de calzadas muy extensa y compleja, abarcaba todos los pueblos mediterráneos y unía la totalidad de las poblaciones de este gran imperio. Los millarios eran los encargados de guiar el tránsito de los viajeros a través del imperio.

Los pictogramas, ideogramas o símbolos estaban de más, pues la velocidad de marcha permitía leer las indicaciones sin apenas detener el paso.

Durante toda la edad media y hasta casi el siglo XX la señalética de los caminos apenas varió de los códigos usados por los romanos. Se seguían utilizando postes de piedra grabados con la información, en todo caso se añadieron cartelones en otros materiales como el hierro o la madera pero poco más se avanza en este sentido.

 A principios de 1800, las bicicletas se convierten en un popular medio de transporte. Como resultado del aumento de tráfico rodado, las organizaciones de ciclismo y las autoridades locales comenzaron la colocación de señales de tráfico con calaveras y tibias cruzadas para advertir a los ciclistas de las pendientes resbaladizas u otras situaciones peligrosas. A mediados del siglo ya se contabilizan unas 4.000 señales instaladas sólo en Inglaterra.

La primera señal de ALTO se diseñó en Alemania en el año 1892. Ésta consistía en una calavera metálica que se iluminaba en la noche. La implantación de esta señal provocó el pánico de los viajeros.

En el siglo XX con el invento del automóvil, llego también el caos, esto hizo imperativo la creación de normas para organizarlo y hacerlo seguro.

En 1909, nueve gobiernos europeos acordaron la estandarización de 4 símbolos pictóricos básicos; golpe, curva, intersección y cruce de ferrocarril. Las señales fueron cada vez más usadas entre los años 1926 y 1949, creando cada vez mas señales que ayudarían al desplazamiento de punto a punto al mismo tiempo que el  parque vehicular fue creciendo.

Los países europeos firmaron un tratado que establecía las normas de los señalamientos de control para facilitar el tráfico internacional por carretera y facilitar la seguridad vial.

En la actualidad el tratado de la Convención de Viena, cuenta con 52 países incluidos; toda Europa, gran parte de Asia y muchos países Africanos. Por su parte, Estados  Unidos también estandarizó sus señalamientos, los que utiliza también gran parte de América, Oceanía y algunos otros países.

Leave a Reply